Image 1 of 1

_MG_2083 SPAIN-ACERINOX-RADIOACTIVO.JPG

Un grupo de expertos internacionales en materia de protección radiológica pertenecientes a Greenpeace ha descubierto fugas del isótopo radiactivo cesio-137 al río Tinto, en las marismas de Huelva, a escasos cientos de metros de la ciudad de Huelva, procedentes de las más de 7.000 toneladas de material contaminado radiactivamente por el accidente de Acerinox en 1998 y que se enterraron de forma incontrolada en el mal llamado Centro de Recuperación de Inertes (CRI) nº9, ubicado en las Marismas de Mendaña. 18 oCTUBRE 2007 (C) Pedro ARMESTRE.
twitterlinkedinfacebook