Image 1 of 1

20150913-SPAIN-NADOR-REFUGIADOS SIRIOS-0096.jpg

13 septiembre 2015. Nador. Marruecos.<br />
Adlah Alahmad, de 25 años, y su marido Mohammed Amin Shiz, de 31 años, posan en Nador (Marruecos) con sus dos hijas, Fatima, de 7 años, y Yasir, de 6 años. La familia huyó de Siria perdiendo todos sus bienes y ahora esperan poder entrar en Melilla. La ONG Save the Children exige al Gobierno español que tome un papel activo en la crisis de refugiados y facilite el acceso de estas familias a través de la expedición de visados humanitarios en el consulado español de Nador. Save the Children ha comprobado además cómo muchas de estas familias se han visto forzadas a separarse porque, en el momento del cierre de la frontera, unos miembros se han quedado en un lado o en el otro. Para poder cruzar el control, las mafias se aprovechan de la desesperación de los sirios y les ofrecen pasaportes marroquíes al precio de 1.000 euros. Diversas familias han explicado a Save the Children cómo están endeudadas y han tenido que elegir quién pasa primero de sus miembros a Melilla, dejando a otros en Nador.  © Save the Children Handout/PEDRO ARMESTRE - No ventas -No Archivos - Uso editorial solamente - Uso libre solamente para 14 días después de liberación. Foto proporcionada por SAVE THE CHILDREN, uso solamente para ilustrar noticias o comentarios sobre los hechos o eventos representados en esta imagen.<br />
Save the Children Handout/ PEDRO ARMESTRE - No sales - No Archives - Editorial Use Only - Free use only for 14 days after release. Photo provided by SAVE THE CHILDREN, distributed handout photo to be used only to illustrate news reporting or commentary on the facts or events depicted in this image.
twitterlinkedinfacebook