Image 1 of 1

SPAIN-CHEMICAL-POLO QUIMICO-14.jpg

El búlgaro Mitko y Pablo recogen lombrices desde hace 22 años en los esteros próximos a las balsas de fosfoyesos. Estas lombrices son vendidas como cebo para la pesca. Trabajan sin protección de ningún tipo..Una inmensa mancha roja cubre la esquina suroeste de España. Los atlas.con los índices de mortalidad por cáncer del Instituto Carlos III muestran una.terrorífica tasa de muerte por diferentes tipos de tumores en la comarca de.Huelva. Los científicos sólo encuentran una explicación a esta acumulación.imparable y espeluznante de muertes.<br />
 Una inmensa mancha cubre un extremo de la ciudad. Es más grande que la.misma ciudad, Huelva. Son los residuos de los fosfoyesos. Encorsetada geográficamente por esta balsa y un tremendo polo petroquímico, la muerte es una realidad que se calla. Es una vecina más, junto a decenas de enfermedades endémicas por contaminación. (C) Pedro ARMESTRE
twitterlinkedinfacebook